viernes, 16 de diciembre de 2016

¡Bienvenid@!

¡Hola! 

¡Gracias por tomarte unos minutos de tu valioso tiempo para descubrir este blog!

Este es un espacio dedicado al amor, a la reflexión, y más que nada al rescate de los valores perdidos en nuestra sociedad, y que son tan necesarios para el respeto a la vida y la dignidad humana.

A través del presente espacio, podrás encontrar la excusa perfecta para perdonar y volverte a enamorar; pero sí lo que deseas es encontrar una cura para sanar tu dolor causado por una traición, y crees que en realidad ya no encuentras una salida que te permita superar la decepción, entonces, te recomiendo ampliamente que compres uno de mis libros...




Las cuatro estaciones del amor

A través de esta entrada podrás leer dos capítulos completos del libro de poesía: CARTAS DE UN LOCO ENAMORADO en tu tablet, celular o computador.

Si encuentras que te gusta su composición, entonces sabrás que tu compra vale la pena.


CAPÍTULO UNO: La Primavera.

CAPÍTULO DOS: El Verano.

CAPÍTULO TRES: El Otoño.

CAPÍTULO CUATRO: El Invierno.

Los dos últimos capítulos tienen que ver con los estados más difíciles del amor.  La transición entre la decepción, el abandono, el olvido, el desamor y la traición.

¡NO DEJES DE LEERLO!

Accede aquí:>> CARTAS DE UN LOCO ENAMORADO <<

Más abajo podrás hallar cómo adquirirlo en papel Ivory y cubierta de lujo.

jueves, 14 de enero de 2016

Quiero ser tu sol.


Luna mía. 
Quiero ser tu sol de cada día;
pero también quiero ser como la marea fría,
que sube en altura por tu valía,
y luego vuelve a la calma con tu sinfonía.

Luna preciosa mía...
si no fuera por tu estadía,
la tierra ya no sería,
la más hermosa de la vía.
  
Sin ti, mi universo estaría incompleto,
lo digo por cierto;
ya que las cicatrices que te ha dejado el tiempo,
salvan a la madre tierra de hecho.

Perdona si no puedo evitar que algo te haga daño,
pero en la vida, trasegar, sentir y sufrir,
es parte de un amor más grande y sagrado...
por eso eres libre de ser y de elegir,
el rumbo que desees seguir.

Mi calor a veces quema,
mi Luna eterna,
Lo siento...
pero así es el amor que te tengo.