jueves, 18 de agosto de 2011

Amor

El amor: se reconoce al pasar de los años... solo se sabe que se ama cuando se ha atravesado por lo peor que te puede pasar...  cuando sientes que ya no puedes aguantar más... si hay algo que te impulsa a seguir adelante sin importar cuan bajo hayas caído... y cuan desdichado estés... cuando sientes que no es justo lo que te pasa... pero sigues adelante... cuando toda esperanza a sido agotada...  cuando la frustración y la rabia ya no te caben en el pecho... cuando sientas que todo está en tu contra y a pesar de todo eso alguien quiere seguir a tu lado y tu seguir al lado de esa persona (así pierdas todo cuanto hayas conseguido en vida y no importe)... cuando te llegue una crisis económica insostenible y tu contra parte no te deje desfallecer.  ¡Ese es el amor!.....  lo contrario, es la comodidad y cuando ésta no esté... el que primero se retira sin dar la pelea, o sin siquiera intentar ayudar a su pareja... ello indica que jamás amó más que a su propio yo. 

Cualquiera puede dar caricias, sonrisas, gestos, miradas, y ternura... por dinero, comodidad, o conveniencia... Sólo Dios es quien pone el sentimiento que te ata a la otra persona por la cual tú estás dispuesto a dar el sacrificio diario de tu vida hasta que la belleza y la salud no estén...

Hay quienes dicen que el amor no existe... los que lo dicen es porque nunca se  han sacrificado por alguien más, y por el contrario se quedaron esperando a que su media naranja (supuestamente) se sacrificara por ellos... ¡No se puede amar sin ser amado, y no se puede ser amado si nunca te has sacrificado por amar!